APARTADOS POR EL PECADO

El hombre por naturaleza está más inclinado en hacer el mal que el bien, por eso Dios se enojó con la antigua ciudad, porque todos se habían corrompido, y pocos hombres tenían un corazón conforme a Dios. Es necesario reconocer que estamos necesitados, no podemos mentir, ni fingir algo que no somos, Dios busca un…