SANANDO HERIDAS

Hay resentimientos guardados, nos cuesta olvidar

¿Cuántas veces nos han roto el corazón y casi siempre son de las personas que menos esperamos?

Por lo general tendemos a victimizarnos porque estamos acostumbrados a dar lo mejor de nosotros para los demás, pero cuando no nos responde como esperábamos, empezamos a guardar sentimientos de “basura” por decirlo así.

Tener resentimientos guardados, no es bueno para el corazón, en algún momento nos hemos encontrado en una situación, donde creemos que todo lo hemos perdonado, pero cuando hablamos con ciertas personas,  nuestra mente nos traiciona con malos  pensamientos de venganza, de querer hacerle daño o por lo contrario de nunca más tener que volverle a hablar esa persona, sencillamente porque hay actos que son imperdonables, que a nuestro juicio no tiene perdón ni misericordia de Dios. 

Estos sentimientos son naturalmente humanos, y cualquier persona que crea o no en Dios, puede llegar a tener, pero ¿Cómo vamos a iniciar nuestro proceso de sanación? perdonar de verdad, requiere tiempo e intimidad con Dios.

Lo primero es identificar las heridas y si en su corazón hay rencores, debes clamar a Dios para que escudriñe los pensamientos y el corazón, soltando todo lo que no nos hace bien, escribe, habla, pero no guardes nada, porque a la medida en que acumulas cosas que “pasamos por alto y no expresamos” tarde o temprano podría salir un monstruo en nosotros mismos como el querer herir con nuestras palabras o acciones. 

Recuerda, de nosotros no es la venganza, debemos esperar en el Señor, deposita todo enojo a sus pies, y confía que Él es la Justicia, sea para salvación o para perdición. Pero no permitas, que su corazón se contamine por los pecados de los demás. 

CITAS:

“Yo, el SEÑOR, escudriño el corazón, pruebo los pensamientos, para dar a cada uno según sus caminos, según el fruto de sus obras” Jeremías 17:10

“No digas: Yo pagaré mal por mal; espera en el SEÑOR, y Él te salvará” Proverbios 20:22

“Amados, nunca os venguéis vosotros mismos, sino dad lugar a la ira {de Dios,} porque escrito está: MÍA ES LA VENGANZA, YO PAGARÉ, dice el Señor” Romanos 12:19

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s