SANANDO HERIDAS 3

Dichoso es aquel a quién Dios ha perdona sus maldades Una de las razones por la cual nos cuesta perdonar, es porque no hemos creído en que Jesús olvida y perdona nuestros pecados, haciéndonos creer que somos incapaces de perdonar a los demás porque ni siquiera nosotros mismos nos hemos perdonado. Es importante conocer la…

SANANDO HERIDAS 2

¡No perdonamos hasta que nos pidan perdón! Cuando caminamos agarrados de la mano de Dios, entendemos la importancia de lo que es el perdón, porque aprendemos a perdonar y pedir perdón sin esperar a que el otro sea el que dé el primer paso. ¿Cuántas veces le han pedido perdón y de personas que tal…

SANANDO HERIDAS

Hay resentimientos guardados, nos cuesta olvidar ¿Cuántas veces nos han roto el corazón y casi siempre son de las personas que menos esperamos? Por lo general tendemos a victimizarnos porque estamos acostumbrados a dar lo mejor de nosotros para los demás, pero cuando no nos responde como esperábamos, empezamos a guardar sentimientos de “basura” por…