SUMERGIDOS EN SU PRESENCIA

El día de hoy tomaremos un baño fresco ¿Sabes a qué me refiero? escuchemos lo que dice la palabras de Dios:

Respondió Jesús: “El que me ama, guardará mi palabra y mi Padre lo amará y vendremos a Él y habitaremos en El” Juan 14:23.

¿Con qué limpiará el joven su camino? Con guardar tu palabra. Salmos 119:9

Vosotros ya estáis limpios por la palabra que os he hablado. Juan 15:3

Cuando descendió Jesús del monte, le seguía mucha gente. Y he aquí vino un leproso y se postró ante él, diciendo: “Señor, si quieres, puedes limpiarme. Jesús extendió la mano y le tocó, diciendo: Quiero; sé limpio. Y al instante su lepra desapareció” Mateo 8:1-4.

“Habla acerca de los leprosos antiguos, ellos se bañaban y purificaban según el presente capítulo” Levíticos 14.

Como pueden ver no hay palabras para interpretar lo que dice estos textos, si lo leemos con entendimiento sabremos que es una palabra verdadera, una palabra que limpia y santifica a todos los que en el algún momento se han sentido indignos y sucios en la presencia de Dios.

No importa cuantas veces le falles a Dios, es momento de permitir que el habite en ti y limpie todo aquello que ha interrumpido su crecimiento en Él. Sumergirse en la presencia de Dios, depende de cuanto alimento recibes en su palabra y así mismo podrás ver frutos dignos de arrepentimiento. Por último no olvides esta hermosa cita del libro de Juan capítulo 17 versículo del 12 al 17:

Estas cosas habló Jesús: “Padre Santo, a los que me has dado, guárdalos en tu nombre, para que sean uno, así como nosotros. Cuando estaba con ellos en el mundo, yo los guardaba en tu nombre; a los que me diste, yo los guardé, y ninguno de ellos se perdió, sino el hijo de perdición, para que la Escritura se cumpliese. Pero ahora voy a ti; y hablo esto en el mundo, para que tengan mi gozo cumplido en sí mismos. Yo les he dado tu palabra; y el mundo los aborreció, porque no son del mundo, como tampoco yo soy del mundo. No ruego que los quites del mundo, sino que los guardes del mal. No son del mundo, como tampoco yo soy del mundo”. Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad” Amén.

© Copyright 2018

©Copyright2018

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s